Vigilante de Seguridad. ¿Qué formación necesito?


Vigilante de seguridad, definición, funciones, formación necesaria.

Qué es un vigilante de seguridad


Hoy en día ya a nadie nos sorprende ver vigilantes de seguridad en centros comerciales, urbanizaciones, parques empresariales.
En estos momentos la vigilancia privada es esencial para mantener la seguridad de las personas y los bienes.
Se trata de prevenir daños y riesgos en cualquier organización o empresa.
La figura que lleva a cabo esta labor es la del vigilante de seguridad privada, el cual mediante procedimientos específicos y ateniéndose a la normativa, es el encargado de velar por el mantenimiento del orden.

Según la vigente Ley de Seguridad Privada (Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada), en su artículo 5.1 a, son actividades de la seguridad privada. “La vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto públicos como privados, así como de las personas que pudieran encontrarse en los mismos.

Funciones del vigilante de seguridad

Según la vigente Ley de Seguridad Privada (Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada), en su artículo 5.1 a, son actividades de la seguridad privada. “La vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto públicos como privados, así como de las personas que pudieran encontrarse en los mismos.

Las funciones concretas del vigilante de seguridad, vienen detalladas en el artículo 32.1 y pueden resumirse así:

  • Ejercer la vigilancia y protección de bienes muebles e inmuebles, así como la protección de las personas que puedan encontrarse en los mismos. Llevando a cabo las comprobaciones, registros y prevenciones necesarias para el cumplimiento de su misión.
  • Efectuar controles de identidad en el acceso o en el interior de inmuebles determinados. Sin que en ningún caso puedan retener la documentación personal, pero sí impedir el acceso a dichos inmuebles o propiedades.
  • Evitar la comisión de actos delictivos o infracciones en relación con el objeto de su protección. realizando las comprobaciones necesarias para prevenirlos o impedir su consumación.
  • Poner inmediatamente a disposición de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a los delincuentes en relación con el objeto de su protección. Así como los instrumentos, efectos y pruebas de los delitos, así como denunciar a quienes cometan infracciones administrativas no pudiendo proceder al interrogatorio de aquéllos. Si bien no se considerará como tal la anotación de sus datos personales para su comunicación a las autoridades.
  • Efectuar la protección del almacenamiento, recuento, clasificación y transporte de dinero, valores y objetos valiosos.
  • Llevar a cabo, en relación con el funcionamiento de centrales de alarma, la prestación de servicios de respuesta de las alarmas que se produzcan, cuya realización no corresponda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (artículo 11.1 de la L.S.P.).
En conclusión

Podríamos resumirlo en que un Vigilante de seguridad tiene como principal función cumplir tareas de vigilancia y protección y controles de identidad.
También en la de participar en la evitación de actos delictivos o infracciones administrativas. Asimismo se ocupa de la verificación del personal y de dar respuesta a las señales de alarma.

Formación necesaria

Para conseguir ser vigilante de seguridad, tienes que seguir estos dos pasos que garantizan la formación adecuada y la aptitud necesaria para asumir un trabajo de gran responsabilidad:
1º – Superar los módulos de formación que se imparten en los centros de formación de seguridad privada autorizados. Estos cursos tienen una duración mínima de 186 horas, repartidas en 6 semanas lectivas.
2º – Superar las pruebas de selección que convoca la Secretaría de Estado de Seguridad. Se dividen en dos fases: Prueba de Aptitud Física y Prueba de Conocimientos Teórico-Prácticos.

Tarjeta de Identidad Profesional (TIP)


Una vez aprobadas las pruebas para vigilante de seguridad y antes de que transcurran 3 meses debes solicitar que expidan tu Tarjeta de Identidad Profesional (TIP).

Al obtener la TIP, puedes empezar a ejercer tu profesión en empresas de seguridad homologadas donde pueden llegar a proporcionarte estabilidad laboral y profesional.

Esta tarjeta de habilitación profesional tiene una validez de diez años a contar desde la fecha de su expedición, sin perjuicio de la obtención de duplicados en caso de pérdida, sustracción o deterioro.